¿Cómo cuidar las cejas tras la micropigmentación o microblading? (Y qué cosas evitar) #CejasPerfectasConMarDíaz

Cuidar las cejas correctamente después de un tratamiento de micropigmentación o microblading es casi tan importante como la técnica del especialista o la calidad de los productos que haya utilizado.

Esta responsabilidad recae sobre el propio cliente, que es quien debe seguir los cuidados necesarios, pero también sobre el especialista que le ha atendido, puesto que debe aconsejarle y establecer los pasos a seguir para que la consolidación del pigmento sea la correcta y el resultado inmejorable. En nuestro caso, a parte de los cuidados solemos aconsejar el uso de una crema específica llamada Cudermis, destinada específicamente para el cuidado de la piel tras la micropigmentación y el microblading y cuyas características os explicamos más abajo.

El periodo de consolidación del pigmento se prolonga durante unos 7 o 10 días desde el tratamiento de micropigmentación o microblading. Es un lapso de tiempo muy importante porque va a determinar el resultado final de la ceja y la mayor o menor fijación del pigmento, por lo que es imprescindible ser especialmente cuidadosos con la zona tratada.

A continuación, os dejamos una lista de consejos para cuidar las cejas y una serie de aspectos que debemos evitar para que el resultado final no se vea afectado:

No frotar ni rascar la zona pigmentada

Tras la micropigmentación, la zona de las cejas se encuentra más sensibilizada de lo normal y puede que sintamos cierto picor debido a que la piel se encuentra en pleno proceso de cicatrización y fijación del pigmento. Sin embargo, hay que evitar rascar o frotar la zona para no perjudicar la fijación del mismo.

Evitar la exposición solar

Como hemos comentado, la zona pigmentada se encuentra especialmente sensible tras exponerse al tratamiento, por lo que es necesario evitar la exposición al sol, a rayos UVA o a fuentes emisoras de excesivo calor durante al menos 10 días después de la micropigmentación o el microblading.

Además, para que la duración del pigmento sea aún mayor, aconsejamos cubrir la zona con un alto factor de protección solar, especialmente si la exposición al sol va a ser muy prolongada. En el siguiente POST podéis profundizar sobre cómo afecta el sol a la consolidación del pigmento.

No usar maquillaje

No es conveniente el uso de maquillaje en las cejas hasta que la zona esté bien cicatrizada. De esta forma evitaremos posibles irritaciones o infecciones provocadas por las propias bacterias de los productos en contacto con la zona recién pigmentada.

Evita los baños en el mar o las piscinas

La persona que se ha pigmentado las cejas deberá evitar bañarse en piscinas, en el mar o acudir a saunas y zonas húmedas durante al menos 7-10 días desde que se realizó la micropigmentación en cejas. Esto es debido a que no es aconsejable que esa zona, que se encuentra en un proceso de curación o cicatrización, entre en contacto con el cloro de las piscinas, el agua salada del mar o con el ambiente excesivamente húmedo de las saunas. El objetivo es que la cicatrización se complete lo antes posible y estos entornos no son nada favorables para ello.

Mantén la zona lo más limpia posible

Es muy importante que las cejas estén limpias tras un tratamiento de micropigmentación o microblading. Lávalas frecuentemente, sin frotar ni restregar la zona y asegurándote de secarlas minuciosamente después de cada limpieza. Así la cicatrización será mucho más rápida y evitarás cualquier tipo de problema con el pigmento.

No uses una crema antibiótica (a menos que sea necesario) o vaselina

El uso de antibióticos está reservado para aquellas personas que tengan algún tipo de infección o problema en la zona tratada. Si no es tu caso, ¿por qué recurrir a ello?

Tampoco recomendamos el uso de vaselina, muy utilizada a la hora de curar tatuajes pero que no nos va a aportar nada en el proceso de cicatrización de micropigmentación o microblading.

Por otro lado, desaconsejamos totalmente el uso de productos destinados al cuidado de tatuajes, ya que el microblading y la micropigmentación son tratamientos completamente distintos y, por lo tanto, necesitan cuidados diferentes.

Aplica un producto específico para micropigmentación y microblading

Para favorecer la cicatrización y la consolidación del pigmento en las cejas aconsejamos el uso de un producto específico para este fin. La crema Cudermis (disponible AQUÍ) es un cosmético creado para ayudar en el cicatrizado y la fijación del pigmento. Mantiene la zona protegida gracias a que incluye filtro solar y contribuye a evitar la pérdida excesiva del pigmento, ya que no exfolia la piel y no es regenerante.

 

Si no se presta especial atención al proceso de cuidar las cejas el resultado final de la micropigmentación o microblading no será el esperado. Si deseas profundizar sobre el cuidado de las cejas o informarte sobre cualquiera de nuestros cursos o tratamientos, ponte en contacto con nosotros a través del WhatsApp (+34) 615 990 137.

Tagged: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *